Errimaia es nuestro órgano de difusión, revista de todos y para todos, de actividades cara a la Naturaleza, lugar de encuentros y de relaciones humanas, una revista al servicio de cuantos deseen colaborar y contarnos sus aventuras por los vericuetos de la vida y del Planeta.

Errimaia es la revista de todos, si tienes cosas que contar, no dudes en enviarnos tus artículos.

(Puedes ponerte en contacto a través de la pestaña de abajo).

 

 

Un paseo por Errimaia

Errimaia nació en 1963 con el nombre de “Rimaya” y, aunque durante años estuvo ausente por imperativos económicos, nunca se la olvidó. Y por fin en 1984, con el impulso, entre otros, de Sebas Alonso, Enrique Pérez-Sostoa y, sobre todo, Juanjo Cimorra, se reinició la publicación de un boletín que poco a poco fue ganando contenidos, hasta llegar a 1993 cuando se recuperó el nombre de Errimaia –traducción al euskera de Rimaya–, y con la misión –y ahí radica su acierto– de “establecer un vínculo entre el Club y el socio” .

En aquellos años, y bajo la presidencia de Jesús Mari Alquézar, estrechamente ayudado por Casimiro Bengoechea –un tándem que hizo historia–, comenzaba el club a crecer, a coger peso en la sociedad donostiarra. Se organizaban excursiones que arrastraban a un amplio contingente de socios. Luego, en los años siguientes, el Club experimentó un crecimiento espectacular, tanto en número de socios como en actividades. Nunca olvidaremos la Gran Travesía del Pirineo, de mar a mar, desde el Atlántico hasta el Mediterráneo, un éxito que marcó un hito en la historia del Club, o el descubrimiento de entornos paradisíacos como la Senda del litoral de Ulía, o la del Jaizkibel, o las multitudinarias marchas para convertir a San Sebastián en la Capital Cultural Europea, o las semanas de divulgación montañera en el Centro Cultural Okendo, o los concursos fotográficos, o las expediciones a las altas cumbres, o las salidas colectivas anuales a las estaciones de esquí del arco alpino, o las entrevistas a quienes, por su trayectoria, aportaron y siguen aportando riqueza a nuestra entidad, o la concesión al Club, por parte del Ayuntamiento, de la Medalla de Honor, o el nombramiento, por parte de Gobierno Vasco, de “Entidad de interés público”, y ahora con la Euskal-Herria Oinez, ya en marcha, de la que iremos dando puntual información. De todo ello había que dejar constancia. Hacía falta una revista en la que quedaran reflejados tales eventos. Y ésta es una de las muchas misiones que trata de cumplir Errimaia.

Hoy, la filosofía de la revista está basada en dichos principios. Bajo la dirección de Rosa Eguren, bien arropada por Juan Carlos Sanz y Jesús Ayestarán, se ha convertido en una de las publicaciones de montaña más importantes del panorama estatal Pero no es ése el objetivo primordial, ni de la revista ni del Club, pues lo que se pretende, por encima de todo, es que sea “nuestra revista”, familiar, amiga, fiel exponente de lo que hacemos, aunque sea humilde. Sólo lo que se escribe queda, el resto se lo lleva el viento. Para Txema Garay, actual Presidente, y Carlos Hernando, Vicepresidente, y que por consiguiente son los que marcan el rumbo a seguir, todo esto es fundamental para el devenir del Club.